¡Ven a verlo!

El sueño de trabajar en casa puede convertirse en una pesadilla si no sabes organizarte debidamente en tu día a día.

Y es que no tener una barrera que separe lo laboral de lo personal puede jugarte malas pasadas y afectar a tu productividad, concentración o incluso creatividad.

Hoy queremos contarte con qué problemas puedes encontrarte al trabajar en casa y qué alternativas tienes para poder solucionarlos.

¡Toma nota!

#1 Te sientes solo

Al inicio de tu aventura como emprendedor puede parecerte muy atractivo el hecho de que tengas que trabajar tú solo desde la soledad de tu hogar.

No tener problemas con compañeros ni un jefe al que soportar es exactamente uno de los motivos por los que te hiciste autónomo.

Pero verás que según pasa el tiempo, no salir de tu casa, no mantener conversaciones con nadie y en definitiva, estar tanto tiempo solo, empezará a afectarte; tu productividad disminuye y hasta puedes sentir una extraña sensación de tristeza. Al fin y al cabo, las personas somos seres sociales.

¿Cómo puedes solucionar esto?Rodeado de profesionales

Rodéate de profesionales una o dos veces por semana. Acude a un espacio de coworking y oblígate a salir de casa.

#2 Excesiva flexibilidad horaria

Trabajar en casa significa que puedes hacerlo a cualquier hora. La flexibilidad horaria de esta modalidad de trabajo es otro de los motivos que te impulsaron a emprender por tu cuenta y resulta que no tener un horario establecido es un gran error.

La libertad horaria es fenomenal cuando surgen contratiempos, pero en el día a día te recomendamos que establezcas un horario de trabajo en el que tu único objetivo sea trabajar.

Elimina distracciones, apaga la televisión, aparta el móvil y restringe el acceso a tus redes sociales. Si no lo haces, verás que tienes entregas pendientes y que no te queda otra alternativa que hacerlo a horas intempestivas.

Sé tu propio jefe, pero sé un buen jefe y ponte un horario de trabajo para cumplir con tus obligaciones.

#3 El sofá no es un buen lugar de trabajo

Tu concentración y tu productividad pueden ir ligados a tu postura de trabajo.

Quizás piensas que trabajar desde el sofá no está tan mal. Un frío día de lluvia te tapas con una manta y te pones el ordenador encima de tu regazo con una taza de café caliente a mano.

Sin duda, es una estampa muy ideal que en realidad no va a ayudarte en absoluto.

Trabajar en esas condiciones puede resultarte bastante incómodo, produciéndote lesiones musculares por tener una mala postura.

Trabajar en casa te permite hacerlo en cualquier lugar, sí, pero otro de nuestros consejos es que tengas un espacio fijo para hacerlo: un escritorio y una silla, buena iluminación y el material que necesites a mano.

Organizar un espacio de trabajo para ti va a ayudarte también a separar el ambiente personal del laboral en tu hogar.

#4 Quítate el pijama

Tal vez te plantees que es absurdo vestirse si no tienes que salir de casa. Que trabajar en pijama tampoco está tan mal y que además, ahorras mucho tiempo.

Pero déjanos decirte que entrar en la ducha y vestirte cada día es una forma simbólica de ir a trabajar.

Es la solución perfecta para separar lo personal de lo laboral y si te animas, hasta puedes ir a desayunar fuera con alguien para volver a casa cargado de energía y enfrentarte a un nuevo día de trabajo.

#5 No limpies

¿Estás viendo el fregadero lleno de platos de la cena de anoche? ¿Tal vez creas que habría que poner una lavadora?

Si estás en tu horario de trabajo, olvida todo lo que tenga que ver con tu casa.

Tal vez te resulte complicado, pero quizás necesitas delegar las tareas de tu hogar. Y si económicamente no te lo puedes permitir, entonces búscate un horario distinto al de trabajo para hacerlo.

¿Te has planteado que tal vez es una buena idea que la casa quede recogida antes de ir a dormir por la noche?

ordenado escritorio

Mantener un ambiente limpio y ordenado te ayudará a eliminar distracciones de este tipo.

Trabajar en casa es posible si sabes cómo

Es posible que en el día a día creas que todo está bien pero cualquier aspecto que pueda afectar a tu productividad, a tu concentración e incluso a tus emociones va a traducirse en una pérdida de tus ganancias. Si tu rendimiento disminuye, esto significa que tardarás más tiempo en sacar el mismo trabajo.

No dejes que trabajar en casa te afecte de esta forma y aplica las soluciones que te hemos propuesto hoy aquí.

¡No te arrepentirás!

9 + 2 =

1

1

Ven a ver tu espacio de trabajo, o tu espacio de eventos!.

Te interesa:

Contacto

93 220 20 46

info@coworkspot.es

download Pic

Aviso Legal   Privacidad   Cookies   2019©