¡Ven a verlo!

Trabajar de freelance tiene sus más y su menos. Aunque es una forma de autoempleo que suscita mucha curiosidad por el mero hecho de no tener jefe, no deja de ser una aventura de la que no todo el mundo sale airoso.

Hoy queremos contarte 5 razones por las que trabajar de freelance puede convertirse en la solución a tus problemas.

¿Estás preparado?

#1 No tienes jefe

Sin duda nos atrevemos a afirmar que este es un motivo de peso para lanzarse a trabajar como freelance. ¿Cuántas veces has pasado un mal día en el trabajo por culpa de tu superior?

No tendrás que rendirle cuentas a nadie, pero sí que deberás ser productivo para tener beneficios a final de mes. Es decir, vas a tener que ser tu propio jefe.

freelance coworking

Al principio puede resultar complicado, pero con el tiempo aprenderás a gestionar tu tiempo de forma eficiente.

#2 Flexibilidad horaria

Hay algo en lo que muchos freelance coinciden, y es que siendo tu propio jefe acabas trabajando más horas que si lo hicieses por cuenta ajena.

Pero teniendo en cuenta que estás desarrollando un trabajo que te apasiona, ¿qué tiene eso de malo?

Al final, lo que consigues al trabajar de freelance es poder desconectar del trabajo si lo necesitas sin tener que dar explicaciones a nadie, excepto a ti mismo.

Un viaje por motivos personales, un familiar enfermo o vacaciones en el colegio de tus hijos. Hay multitud de situaciones de la vida cotidiana que requieren que tengamos flexibilidad horaria, y eso se consigue trabajando como freelance.

Al fin y al cabo, siempre puedes coger tu ordenador por la noche y avanzar trabajo para el día siguiente, ya sea respondiendo emails o planificándote.

#3 Eliges desde dónde trabajar

Trabajar desde casa suena muy idílico.

Te imaginas trabajando en pijama, acariciando la cabeza de tu perro y con buena música de fondo, pero ¿realmente eres productivo así?

No estamos diciendo que no puedas trabajar desde casa pero si lo haces, te recomendamos que instaures una rutina y que habilites una zona de trabajo, que te obligues a vestirte y aprendas a concentrarte en tus tareas.

Puede parecer muy fácil, pero distraerse en casa es tremendamente fácil por la cantidad de cosas que siempre hay por hacer en el hogar.

Lavadoras, lista de la compra, limpieza… olvida todo eso. Y si no puedes olvidarlo, sal de tu casa.

Necesitas ser productivo y que las horas del día te cundan. Elegir un espacio de trabajo como es un coworking puede suponer un antes y un después en tus resultados a final de mes por estos motivos:

Aumento de la productividad

Un espacio de coworking está destinado a personas que quieren trabajar de freelance porque tiene un ambiente adecuado para la concentración.

Allí vas a desempeñar tu trabajo de una forma más eficaz aprovechando todas las horas del día sin distracciones.

Networking

En un coworking vas a encontrar a otros freelance como tú que pueden abrirte a otras oportunidades.

¿Quién dice que entre ellos no está tu próximo cliente?

Salud mental

Salir a la calle y que sobre ti caigan algunos rayos de sol, puede ser muy beneficioso.

En ocasiones, trabajar desde casa puede provocarte cierta apatía. Pasar tantas horas sin relacionarte con nadie no es lo mejor y obligarte a salir de casa para ir al coworking puede arreglarte el día.

#4 Eliges con quién trabajar

Se acabaron las largas jornadas laborales estando codo con codo con personas que te hacen sentir incómodo.

coworking decide con quien trabajas

Si decides trabajar de freelance vas a poder elegir con quién trabajas. En primer lugar, porque tú vas a ser quien salga a buscar clientes y de forma natural recurrirás a aquellos con los que quieres trabajar.

Y si vienen a buscarte a ti, pero no te interesa trabajar con ese cliente en concreto, siempre tienes la opción de decir que no te interesa.

#5 No importa tu apariencia

Ya no habrá ningún encargado de tu empresa que te diga que tienes que arreglarte un poco más o que tienes que taparte los tatuajes.

Obviamente, y de cara a trabajar con posibles clientes, siendo freelance tienes que cuidar tu estética, pero dentro de límites razonables.

Olvídate de normas absurdas de empresas ancladas en el pasado. Lo importante para desarrollar un trabajo es tu potencial.

Así que, ¿te gusta ponerte la camiseta de tu grupo favorito para trabajar? Póntela. Ahora eres freelance y quien te contrata lo hace por tu valía, no por tu aspecto.

Si llevas tiempo planteándote dar el salto para trabajar de freelance, no dejes pasarlo más. Ármate de valor, asume los riesgos y, sobre todo, disfruta de la aventura que supone emprender.

¡A por ello!

14 + 7 =

1

1

Ven a ver tu espacio de trabajo, o tu espacio de eventos!.

Te interesa:

Contacto

93 220 20 46

info@coworkspot.es

download Pic

Aviso Legal   Privacidad   Cookies   2019©